Saltar al contenido

3 Ventajas del revestimiento de suelo epoxi

Tanto si necesita reparar suelo anticuado como sellar su superficie de hormigón, el revestimiento de suelo epoxi puede transformar su espacio al tiempo que fortalece su suelo. Este revestimiento para suelos es sorprendentemente útil para preservar las superficies de hormigón y protegerlas contra impactos fuertes, todo ello con un acabado brillante.

Revestir el suelo de un taller, sala o garaje tiene muchas ventajas. El revestimiento epoxi para suelos es resistente y sella su suelo, aportando seguridad y belleza a cualquier zona muy transitada. Si su suelo no está revestido y ha sufrido daños, el epoxi puede proteger su suelo de cualquier daño adicional y aportar un nivel de refinamiento profesional del que podría carecer.

¿Qué es el revestimiento epoxi para suelos?

El revestimiento epoxi para suelos está hecho de resina epoxi, endurecedor de poliamina y otros aditivos. Cuando no se utiliza como revestimiento de suelos, suele emplearse como adhesivo. Al mezclarse, se forma una reacción química que da a su suelo cualidades distintas. Una de las cualidades más importantes que produce esta reacción química es la nueva estabilidad y resistencia de la superficie. Este proceso sella y cura la superficie sobre la que se aplica, formando una unión firme. Compruebe las ventajas de los revestimientos de suelo epoxi para determinar si es la opción adecuada para su espacio.

1. Apariencia y cobertura de defectos

Los revestimientos de suelo epoxi transforman los espacios en áreas completas y elegantes. Tanto si el garaje es parte de su negocio como si el garaje de su casa necesita un arreglo, un revestimiento epoxi producirá un aspecto elegante. La superficie brillante complementa cualquier iluminación decorativa que tenga en el lugar. Cuando la luz rebote en el epoxi, el espacio adquirirá una nueva dimensión.

El epoxi también cubre los defectos anteriores que pueda tener el suelo de su garaje. El epoxi ofrece varios diseños y opciones de color para vestir su garaje o habitación con los tonos adecuados. Para ocultar las imperfecciones aún más a fondo, elija la pintura epoxi, que mezcla la sustancia duradera en el color de la pintura de su elección para un efecto de enmascaramiento.

2. Rentable

La pintura epoxi es una opción asequible en comparación con la eliminación del suelo actual, la compra de nuevas baldosas o vinilo y los costes adicionales de instalación. Ni siquiera es necesario retirar el material del suelo actual, lo que le ahorra una experiencia costosa y que requiere mucho tiempo. La renovación de su suelo no tiene por qué incluir procesos excesivamente costosos y complicados si opta por un acabado epoxi. Conserve su suelo actual y ahorre en la instalación al tiempo que obtiene un aspecto nuevo, suave y brillante.

Si su suelo de hormigón no le está dando el aspecto y las ventajas que le gustaría, el epoxi es una solución sencilla y rentable para un local de estilo industrial. La instalación de epoxi requiere unas cuantas capas con tiempo de secado entre ellas, pero aun así supera la cantidad de tiempo y dinero que costarían otros suelos alternativos. Cualquier imperfección que surja, si se trata rápidamente, también tiene opciones de reparación asequibles.

La instalación profesional será una inversión que merece la pena porque el tiempo que el suelo permanece intacto hace que sea una opción eficiente. Dejar que los expertos realicen este proceso será la opción más rentable. Los profesionales tienen experiencia en evitar malas prácticas de aplicación y en tomar las medidas de protección necesarias.

3. Resistencia

Fortifique su sótano, lavadero o garaje con un revestimiento epoxi, ya que puede bloquear los elementos dañinos que seguramente invadirán los espacios de alto tráfico. El epoxi presenta muchos tipos de resistencia que se suman a su reputación como método de pavimentación resistente. Soporta los golpes fuertes, el calor, los productos químicos y el agua. Es perfecto para garajes, ya que los coches pueden emitir muchos productos químicos corrosivos.

Choque

El epoxi es resistente a los golpes, lo que demuestra su dureza. Los impactos que normalmente le preocuparían, como los objetos pesados que caen al suelo o el desgaste de los coches que circulan por la superficie, no dañarán el revestimiento epoxi. Cualquier herramienta, maquinaria o incluso equipo de recreo que se deje caer al suelo no dejará ninguna marca. Los choques bruscos ya no astillarán su hormigón con una gruesa capa de epoxi cubriendo el suelo.

Calor

Una vez seco, el epoxi también puede resistir ciertos niveles de calor. El límite de calor típico del epoxi es de 200 grados Fahrenheit, pero el epoxi de mayor grado puede soportar niveles de calor aún más altos. Los epoxis que contienen fósforo resisten mejor el calor que los que no lo contienen, por lo que éste se añade a la mezcla en distintos niveles para conseguir una resistencia óptima. La resistencia al calor es ideal para los garajes donde se guardan los coches e incluso para los suelos de las cocinas.

Productos químicos

Los productos químicos que deja el coche o que se acumulan en las tareas domésticas no afectan al epoxi. Si la colección de coches de su garaje requiere un trabajo exhaustivo y los líquidos de frenos o el aceite terminan en su suelo, no hay necesidad de entrar en pánico. Los productos químicos pueden limpiarse sin dañar el revestimiento epoxi. La densidad y la profundidad de la capa evitan que los productos químicos se filtren en el hormigón y dejen residuos perjudiciales.

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.