Saltar al contenido

Eliminemos la energía negativa con meditación

Los seres humanos somos como imanes, y dependiendo de lo que irradiamos vamos a atraer energías similares a las nuestras.

Esto puede ser increíble, cuando somos personas muy positivas, ya que entonces nuestro entorno se convierte en algo agradable, que nos ayuda a progresar y a ser productivos.

Sin embargo, en algunas ocasiones nos encontramos llenos de energía negativa, que no sabemos cómo desechar, y que es contraproducente, porque solo atraen más carga negativa a nuestra vida.

La meditación

En el caso de las energías debemos comenzar desde nosotros mismos, ya que eso también cambiará el ambiente que se acerca a nosotros.

Las técnicas de meditación ayudan a calmar la mente ansiosa, y para esto no necesitamos recurrir a un espacio especial, podemos hacerlo desde nuestro hogar.

Al poner música tranquila, u optar por algún vídeo de meditación, diariamente, nuestra energía se calmará, para permitirnos pensar con más claridad, y así ser más efectivos a la hora de solucionar nuestros problemas.

Técnica de meditación para ahuyentar la energía negativa

El primer paso que vamos a realizar es visualizar un sentimiento negativo, algo que nos preocupa, que puede habernos hecho daño, o que nosotros sintamos que nos produce inestabilidad.

Debemos verlo en totalidad, vivirlo, sentirlo, y aceptarlo como nuestro, a pesar de que nuestra mente intente ahuyentarlo, o evitarlo, debemos luchar contra ese defensa y mantenerlo allí hasta conocerlo por completo.

El segundo paso es pensar en un sentimiento positivo, algún buen recuerdo, o algún tipo de situación que te llene de felicidad. 

Ahora, esto también vamos a vivirlo al máximo, vamos a detallar cada sensación, cada pequeña particularidad, y vamos a sentir con todo nuestro cuerpo la felicidad que se momento nos hace sentir.

Podemos notar cómo el cuerpo va entrando en calor, especialmente en el pecho, donde está el chakra de las emociones. Debemos procurar mantener esa sensación caliente dentro.

En nuestro tercer paso, con el sentimiento negativo, vamos a intentar darle la vuelta y transformarlo en algo positivo.

Utilizaremos esa energía del chakra del corazón y dirigiremos el calor hacia nuestra mente, al sitio donde visualizamos el pensamiento negativo. Vamos a transformarlo, buscando maneras alternativas en las que, el dolor que sentimos, se puede convertir en tranquilidad.

Podemos tomarnos todo el tiempo que necesitemos, lo importante es no desistir ante la frustración, sino por el contrario, confiar en que desde el sentimiento del calor y lo positivo se abrirá un camino que nos permita ver la solución.

¿Cómo hacer de una meditación algo productivo?

Lo más importante al momento de meditar es tener confianza en nosotros mismos, aceptar y abrazar nuestra capacidad de cambiar todas las situaciones que se nos presentan, con valentía y determinación.

Debemos entender que esta práctica es una conexión con la realidad que el universo nos presenta, y una conexión con nosotros mismos y la forma en que percibimos esta realidad.

Se trata de entender cuáles son nuestras fortalezas, abrazarlas, aplaudirlas y potenciarlas.

Como también reconocer nuestras debilidades, para así poder tener el impulso de mejorar todo aquello que puede ser mejorado en nuestra vida.

Otras formas de limpiar la energía

Siempre debemos recordar que, a pesar de estar inmersos en la civilización, nosotros somos seres de la naturaleza.

El contacto con los animales, el mundo natural, las plantas, nos reconecta con la buena energía del planeta, nos trae calma, y ayuda a limpiar nuestro espíritu. 

Si podemos realizar un viaje a las montañas, a los bosques, o incluso a las playas, donde estemos rodeados de naturaleza, ésta sería una experiencia purificadora para nuestras energías.

Si no contamos con el tiempo para realizar un viaje, también podemos procurar añadir elementos naturales a nuestro entorno, con plantas, piedras o aromas que calmen el ambiente.

Cuidado con los malintencionados

En muchas ocasiones, aquello que nos llena de mala energía, se debe a causas esotéricas que alguien más ha pedido sobre nosotros.

Es posible que, si hemos intentado de todas las formas naturales posibles mantener una energía positiva, y aún así no lo logramos, estemos ante algún hechizo de magia negra, como lo puede ser el mal de ojo.

En ese caso debemos recurrir a algún profesional en el mundo del esoterismo, para que realice una lectura de las cartas del tarot, y así descubrir qué es lo que está bloqueando nuestra energía.

Una vez que descubramos esto, vamos a poder poner en práctica algún ritual, o hechizo, que nos ayude a liberar ese bloqueo energético, y así vivir una vida plena y en paz. 

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.